Let’s start with the question I get the most: “Why did you sell your wedding dress?”

I’m not one to hold on to material things and I strongly believe in passing on whatever you don’t use anymore… and let’s be real. When was I going to use my wedding dress again? So the whole idea of selling my dress made a lot of sense to me. If you read the story about my wedding dress on my blog, you would know that it was way out of my budget. Therefore, it seemed like a good deal to sell it, and recuperate part of what I spent on it. Well, little did I know it was going to turn from what seemed like a financial smart choice to the best and most special decision! Here’s why…

Three days after my wedding I uploaded a post with all the pictures and dress characteristics on www.preownedweddingdresses.com. I quickly got many inquiries, some looked more legit than others so I started responding and negotiating with potential buyers. After 3-4 months, someone contacted me through the website. She had seen the dress at a bridal store but couldn’t afford it, so she went online to try to find it at a good deal. She already knew what the dress was like, how it looked and fit and she was really interested in purchasing it. Things moved forward very quickly and after talking for a couple of days she jumped into a flight from New York to Houston to try on the dress.

I was out of the country at the moment, so my friend Ana helped me welcome her and try on the dress. She was shorter than me (but this could be altered) and the dress fit perfectly so she decided to purchase it right there on the spot! She made a wire transfer and took the dress with her back home to New York that same afternoon.

Later that day I received the most beautiful text from her… She started telling me that her dad was sick and how this process had been difficult for her, (of course by now I’m crying..) and that she was so happy and wanted to thank me for choosing her to sell my wedding dress, allowing her to have it and wear the dress of her dreams on her wedding day… (still crying) We texted for a while and shared our stories and finding out we were going through a similar situation it just felt like it was really meant to be… Do you believe in that sort of thing?

Yes, sure, selling your wedding dress can be financially smart. But it also can be very special to help another bride find the dress of her dreams! At least that was my personal experience! Now.. I do have a lot of recommendations for you if you are thinking on selling your wedding dress and how to sell it faster! You can read about:5 tips to sell your wedding dress online here!


TODO ACERCA DE: CÓMO VENDÍ MI VESTIDO DE NOVIA

Comencemos con la pregunta que más me hacen: “¿Por qué vendiste tu vestido de novia?”

No soy el tipo de persona que se aferra a las cosas materiales y creo firmemente en que hay que darle a otro lo que ya no uses… y seamos realistas. ¿Cuándo iba a volver a usar mi vestido de novia?. Así que la idea de vender mi vestido tenía mucho sentido para mí. Si leiste la historia sobre mi vestido de novia en el blog, sabrás que estaba fuera de mi presupuesto. Por lo tanto, me pareció un buen negocio venderlo y recuperar parte de lo que gasté en él. Bueno! nunca me imaginé que de ser una buena decisión económica se convertiría en la mejor y mas especial decisión! Les cuento porqué….

Tres días después de mi boda, subí una publicación con todas las imágenes y características del vestido en www.preownedweddingdresses.com. Rápidamente recibí muchas consultas, algunas parecían más legítimas que otras, así que comencé a responder y negociar con compradoras potenciales. Después de 3-4 meses, alguien me contactó a través del sitio web. Había visto el vestido en una tienda de novias, pero no podía pagarlo, así que empezó a buscar online para tratar de encontrarlo en una buena oferta. Ella ya sabía cómo era el vestido, cómo se veía y cómo le quedaba, estaba realmente interesada en comprarlo. Las cosas avanzaron muy rápido y después de hablar durante un par de días, tomó un vuelo desde Nueva York a Houston para probarse el vestido.

Yo estaba fuera del país en ese momento, así que mi amiga Ana me ayudó y la recibió para que se pruebe el vestido. Ella era más baja que yo (pero esto se podía arreglar) y el vestido le quedaba perfectamente, así que decidió comprarlo en ese mismo momento. Hizo una transferencia bancaria y se llevó el vestido a Nueva York esa misma tarde.

Más tarde ese día recibí el mensaje de texto más especial de parte de ella … Comenzó a contarme como su papá estaba enfermo y que este proceso había sido difícil para ella (por supuesto, aquí ya estaba llorando…) y quería agradecerme por haber elegido vender mi vestido de novia, permitiéndole usar el vestido de sus sueños el día de su boda… (todavía llorando). Nos enviamos mensajes de texto por un tiempo y compartimos nuestras historias y descubrimos que estábamos atravesando una situación similar, parecía que realmente todo debió pasar así… Meant to be ¿Creen en este tipo de cosas?

Sí, claro, vender tu vestido de novia puede ser económicamente lo más inteligente. Pero sobre todo puede ser muy especial ayudar a otra novia a encontrar el vestido de sus sueños. ¡Al menos esa fue mi experiencia personal! Pero ahora… ¡Tengo muchas recomendaciones para ti si estás pensando en vender tu vestido de novia y cómo venderlo más rápido! Puedes leer sobre: ​​¡5 consejos para vender su vestido de novia online aquí!

Follow:
Share:

1 Comment

  1. Cristina
    October 10, 2020 / 10:52 am

    Masterclass ?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Stay Up to Date

Follow Me @utitorresi


Looking for Something?